Nueve mitos acerca de utilizar los servicios de un agente de seguros para comprar un plan de seguro médico | Blue Cross Blue Shi

La compra de un seguro médico puede ser difícil. Demasiadas opciones. Demasiados niveles. Demasiadas decisiones.

Es por eso que tener un experto de tu parte puede ser de gran utilidad. Ese experto, conocido como agente de seguros o corredor de seguros, juega un papel muy importante en guiar a las personas a través del proceso de compra de un seguro médico. Pero existen muchos mitos acerca de los agentes de seguros y del papel que desempeñan cuando de comprar un seguro médico se trata.  Abordemos algunos de los mitos más comunes.

Mito: Un agente de seguros no es más que un intermediario.
Realidad: Los agentes de seguros son intermediarios, pero no en el sentido que tú piensas. Ellos no son un innecesario paso adicional. Por el contrario, son actores principales que desempeñan el papel de hacer que sus clientes entiendan un sistema que es bastante complejo.  

Un buen agente dedicará varias horas a entender tus necesidades y las de tu familia, y luego buscará el plan de seguro médico que mejor se ajuste a tus necesidades y a tu presupuesto. Tu agente te ayudará a entender tus beneficios, a procesar la solicitud y a completar el trámite de inscripción.

Mito: Es más costoso utilizar los servicios de un agente porque tengo que pagar comisión.
Realidad: La compañía de seguros es quien paga la comisión, así que tú pagas lo mismo por tu plan de seguro médico si utilizas los servicios de un agente de seguros o si lo compras por ti mismo. La única diferencia es que el agente te puede ahorrar muchas horas de navegación a través de las múltiples opciones y tiene el conocimiento para ayudarte a decidir cuál es el plan adecuado para ti.

Mito: El agente de seguros trabaja para la compañía de seguros, no para mí.
Realidad: La mayoría de los agentes de seguros son contratistas independientes. Esto significa que ellos aspiran a venderte un plan otra vez el próximo año, para asegurarse de que siguen recibiendo sus comisiones. Cuanto mejor sea el servicio que te presten, mayores son las probabilidades de que regreses con ese agente para renovar tu plan.

Mito: No hay ningún beneficio en utilizar los servicios de un agente.
Realidad: Utilizar los servicios de un agente ofrece muchos beneficios. Entre otros, el agente:

  • te presta sus servicios sin costo para ti.
  • te ayuda a escoger el plan adecuado para ti.
  • te inscribe en un plan.
  • te ofrece sus servicios durante todo el año.
  • le hace los cambios que son permitidos a tu plan.
  • te da acceso al departamento especial de Servicio al Cliente de BCBSTX
  • conoce las leyes y permanece informado respecto a los cambios que en los niveles estatal y federal tienen impacto sobre los planes de seguros médicos.
  • tiene licencia y debe tomar cursos para permanecer al día con lo que sucede en el mundo de los seguros médicos.

Mito: Apenas el agente te vende un plan de seguro médico, termina la relación.
Realidad: Un buen agente de seguros sabe que esta es una relación de largo plazo. Venderte el plan que necesitas al precio que puedes pagar es solo el primer paso. Estas son otras cosas que tu agente hará por ti:

  • Revisará tu plan de seguro médico para asegurarse de que el plan y el precio todavía son los adecuados para ti.
  • Te ayudará con los reclamos, servicios y regulaciones de tu seguro.
  • Te ayudará a hacer cambios a tu cuenta, como por ejemplo, cambiar tu información de contacto, añadir o eliminar dependientes, y solicitar tarjetas de identificación de asegurado.
  • Evaluará tus necesidades de seguro cada año y te ayudará a encontrar un plan nuevo o a renovar el que ya tienes.

Mito: Es más fácil comprar seguro médico en línea.
Realidad: Eso puede ser cierto si vas a comprar un libro o una cafetera. Pero los seguros médicos son un asunto complicado donde hay muchísimas opciones. Si compras el plan equivocado, no puedes sencillamente devolverlo. Es probable que tengas que enterarte de la peor manera que el plan que compraste no cubre tus necesidades de atención o no incluye al médico que querías tener.

Mito: Cualquier persona puede ser agente de seguros.
Realidad: Se necesita mucha educación para convertirse en agente de seguros o corredor de seguros calificado. Un agente o corredor debe obtener una licencia expedida por el departamento estatal de seguros. Generalmente, los agentes deben cumplir con requisitos estatales, federales y profesionales cada año. Toman cursos, reciben entrenamiento y deben aprobar exámenes para obtener sus licencias. Los agentes de seguros que pertenecen a la National Association of Health Underwriters  (Asociación nacional de peritos de salud) están sujetos a un código de ética muy estricto.

Mito: No hay manera de saber si un agente es calificado.
Realidad: Muchos asesores profesionales de seguros han terminado una serie de cursos de nivel universitario y han obtenido títulos como: 

  • Perito de salud con licencia (RHU, en inglés)
  • Agente asociado de seguros médicos (HIA, en inglés)

Mito: A las compañías de seguros no les importa si un agente es calificado, siempre y cuando venda sus productos.
Realidad: La industria de seguros es una industria altamente regulada y como tal estamos obligados por las leyes estatales y federales a asegurarnos de que los agentes que venden planes de Blue Cross and Blue Shield of Texas (BCBSTX) sean calificados para asesorar a los consumidores. Además, BCBSTX exige como requisito que sus agentes y corredores firmen un contrato. Esto con el fin de asegurar que los agentes conozcan nuestros planes, los vendan de manera ética y se rijan por nuestros altos estándares de servicio a nuestros asegurados.

Anonymous