Cúbrete para prevenir el cáncer de piel

Cúbrete para prevenir el cáncer de piel

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el cáncer de piel es el tipo más común de cáncer. Pero saberlo no te hará sentir mejor si te han dicho que pudieras padecerlo. La mayoría de los cánceres de piel son altamente tratables cuando se detectan en su etapa temprana. Pero, una vez más, lo mejor es que puedes tomar medidas para prevenir este tipo de cáncer.

Esto implica proteger la piel y estar alerta para detectar cualquier cambio en la piel.

Según la fundación contra el cáncer de piel, Skin Cancer Foundation, los autoexámenes son clave para la detección temprana. Examina tu piel para detectar cualquier cambio.

  • Presta atención a cualquier verruga o crecimiento de tejido nuevos.
  • Examina las verrugas y los lunares que ya tenías para ver si han cambiado en tamaño o forma.
  • Presta atención a las lesiones que causen picazón, sangrado o que no sanen.

El melanoma es la forma más mortífera de cáncer de piel. Por lo que, los médicos sugieren dos estrategias especiales para estar alerta: El ABCDE del melanoma y  el signo del "Patito feo".

Entre las señales que podrían indicar que una verruga o un lunar podrían ser melanoma, cabe mencionar las siguientes: la Asimetría y los Bordes irregulares indican que la apariencia de una verruga o un lunar cambio a irregular, su forma ya no es circular o el borde entre la verruga o el lunar y el resto de la piel es menos definido. También es importante notar cualquier cambio en el Color. Muchos melanomas son negros o marrones, pero también pueden ser del color de la piel, rosas, rojos, morados, azules o blancos. El tamaño o Diámetro de la verruga o el lunar también es clave. Si el tamaño es más grande que el borrador de un lápiz, es de preocuparse. Por último, la piel cambia o Evoluciona con el tiempo. Pero consulta a tu médico si notas una verruga o un lunar nuevo con estas características o si notas cambios en los que ya tienes.

El signo del "Patito feo" consiste en detectar lo que luzca diferente. Puede ser una verruga o un lunar que luzcan diferente a los que los rodean. Pueden ser más grandes u oscuros. Esto es una señal que vale la pena mencionársela al médico.

Protege tu piel de la exposición a los rayos ultravioleta
La causa principal del melanoma es la exposición intensa y ocasional a los rayos ultravioleta (que, por lo general, causan quemaduras de sol), especialmente en aquellos que estén predispuestos genéticamente a la enfermedad. Es importante proteger la piel cuando estés expuesto al sol y evitar las camas de bronceado.

Tan solo una quemadura de sol, durante la niñez o adolescencia, que haya causado llagas, aumenta el riesgo de melanoma por más de la mitad. La academia estadounidense de dermatología (American Academy of Dermatology) recomienda que las personas mayores de seis meses sigan los siguientes consejos:

  • Usa protector solar con SPF de mínimo 30, resistente al agua y con protección de amplio espectro.
  • Antes de salir, aplícate protector solar generosamente. Espera unos 15 minutos antes de salir, ya que es el tiempo que le toma a la piel absorber el protector.
  • Aplícate protector en toda la piel expuesta. Recuerda aplicártelo en cuello, rostro, orejas, piernas y pies. Pide ayuda para aplicarlo en áreas difíciles de alcanzar, como la espalda, o usa protector en aerosol. Si tienes cabello delgado, puedes aplicarte protector en el cráneo o usar una gorra o un sombrero lo suficientemente gruesos. Protégete los labios con protector labial con SPF de mínimo 15.
  • Reaplica protector solar al menos cada dos horas. Vuelve a aplicártelo inmediatamente saliendo de nadar o después de sudar mucho.

¿Cómo te proteges del sol? ¡Inicia sesión o regístrate para que nos lo cuentes en un comentario!

 

Última actualización: 5/31/2019

Anonymous