¿En qué consisten las mamografías 3D?

¿En qué consisten las mamografías 3D?

¿En qué consisten las mamografías 3D?

A medida que se aproxima el mes de concientización del cáncer de mama, esperamos que ya tengas en mente el tipo de examen de cáncer de mama que puedieses necesitar. ¿Examen clínico de mama? ¿Mamografía? ¿Mamografía 3D?

La mamografía 3D es un método relativamente nuevo para detectar el cáncer de mama. Las mamografías 3D conllevan varios beneficios y riesgos potenciales. A continuación, respondemos algunas de las preguntas más apremiantes.

¿Cuál es la diferencia entre las mamografías 3D y las tradicionales?
 Las mamografías tradicionales o 2D, utilizan la tecnología de rayos X para la imagen, lo cual significa que solo toma dos imágenes de la mama: de lado a lado y de la parte superior a la inferior. El tejido de la mama puede empalmarse en las mamografías 2D, lo cual puede generar resultados erróneos, como encubrir tejido canceroso o hacer que tejidos benignos parezcan sospechosos.

Las mamografías 3D, por otra parte, utilizan la tecnología de tomografías computarizadas (CT o Cat-scan, en inglés) para tomar varias imágenes de rayos X desde varios ángulos para crear una imagen tridimensional de cada seno. Las mamografías 3D pueden disminuir el número de falsas alarmas en caso de tejido sobrepuesto, principalmente en tejido de mama denso. Esto podría evitar la reevaluación innecesaria y las consultas adicionales, y el estrés y la preocupación del paciente.

También hay menos compresión de la mama en una mamografía 3D, lo que podría hacer que las pruebas de cáncer de mama sean más cómodas para los pacientes.

¿Cuáles son los riesgos y las limitaciones de las mamografías 3D?
Dado que la tecnología de tomografías computarizadas, por lo general, expone a los pacientes a más radiación que los rayos X al hacer una toma de imagen de alguna parte del cuerpo similar, aparte de que varios pacientes tal vez también tengan que hacerse una mamografía 2D tradicional, la cantidad de radiación a la que están expuestos es más alta. Debido a que la exposición a la radiación puede provocar cáncer, esto puede ser una preocupación. Pero las nuevas modificaciones a este tipo de examen pueden disminuir la cantidad de radiación a la que se expone el paciente cuando se hace una mamografía. Además, la ventaja general de hacerse una prueba de cáncer de mama ya sea la mamografía 2D o 3D, supera los riesgos potenciales de exposición a la radiación.

Aunque las mamografías 3D son prometedoras en mejorar los resultados de salud, aún no hay suficientes investigaciones para determinar si las mamografías 3D deberían ser el examen estándar para detectar el cáncer de mama en lugar de las mamografías 2D. En la actualidad, U.S. Preventive Task Force admite que las mamografías tradicionales 2D y 3D son métodos preventivos igualmente aceptables.

¿Las mamografías 3D tiene cobertura?
Las mamografías 3D pueden estar incluidas en tu cobertura médica. Deberías llamar al número en tu tarjeta de asegurado para obtener más información.

¿Qué tan seguido deberías hacerte una mamografía?
U.S. Preventive Task Force  recomienda que las mujeres entre los 50 y 74 años se realicen una mamografía cada dos años. Las mujeres entre los 40 y 49 años deberían preguntarle a su médico cuándo deberían empezar a hacerse mamografías.

Si hay un mayor riesgo de cáncer de mama, consulta al médico sobre las pruebas preventivas, sin importar la edad que tengas. Los factores de riesgo de cáncer de mama incluyen:

  • historial clínico personal de cáncer de mama;
  • historial clínico familiar de cáncer de mama;
  • algunas mutaciones genéticas, como BRCA1 y BRCA2;
  • haber recibido tratamientos de radiación en alguno de los senos o en el pecho.

Consulta a tu médico si tienes preguntas sobre las mamografías u otros exámenes para detectar el cáncer de mama.

Obtenga más información sobre los emámenes de mamografía en este video  (englés).

Recursos: National Cancer Institute, Breastcancer.org, U.S. Preventive Task Force 

Anonymous