Factores de riesgo de la diabetes

Factores de riesgo de la diabetes

Read in English

Si pudiera evitar una enfermedad que cambia la vida, lo haría, ¿cierto? Pues, conocer los factores de riesgo de la diabetes y hacer algo para controlarlos, puede marcar la diferencia para millones de estadounidenses que tienen riesgo de padecerla.

Con diabetes, el cuerpo ya no puede producir suficiente insulina o usarla para controlar el nivel de azúcar en la sangre (conocida también como “glucosa sanguínea”). Un nivel de azúcar en la sangre que esté fuera de control aumenta los riesgos de derrame cerebral, ataque cardíaco, insuficiencia renal, ceguera y pérdida avanzada de la memoria. Por lo tanto, es evidente que ser proactivo es importante.

Por supuesto, existen algunos factores de riesgo que están fuera de nuestro control, incluidos los siguientes:

  • la edad,
  • la raza,
  • el historial médico familiar.

Las futuras madres tienen riesgo de padecer diabetes gestacional, un problema médico que puede presentarse de repente durante el embarazo.

Los factores mencionados anteriormente están fuera de nuestro control. Por esa razón, se les denomina “riesgos no modificables”. Pero lo bueno es que existen muchos factores de riesgo que sí son modificables, y puede controlarlos con un poco de esfuerzo.

Tome medidas para prevenir la diabetes

Cuando se esfuerza por mantenerse en forma y saludable, usted es el mayor aliado de su cuerpo contra las enfermedades que pueden privarle de una vida feliz y activa. A continuación, se presentan algunos factores de riesgo que puede modificar.

Peso. Tener unas libras de más causa complicaciones a sus órganos y articulaciones, ya que dañan las funciones naturales de su cuerpo. Por supuesto que perder peso puede parecer abrumador, pero cada libra que pierde puede ayudarle a mejorar su salud. Los estudios demuestran que incluso una pérdida de peso modesta de solo el 7 al 10 por ciento de su peso corporal puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes en casi un 60 por ciento.

Estilo de vida sedentario. Las personas viven de manera diferente a como lo hacían hace un siglo. Nuestros estilos de vida basados en el uso excesivo de la tecnología hace que pasemos mucho tiempo sentados, y eso no es saludable. Algunos expertos incluso han expresado que el sedentarismo es tan perjudicial como fumar. Existen muchas buenas razones para mover su cuerpo. Por ejemplo, además de ayudarle a mantener un peso saludable, la actividad física reduce el nivel de azúcar en la sangre. También aumenta su sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de un rango normal. Trate de hacer ejercicio al menos tres días a la semana durante al menos 30 minutos cada vez, y no pase más de dos días sin actividad física.

Niveles fuera de control. Hay tres niveles que son indicadores importantes de una buena salud: la glucosa en la sangre, el colesterol y la presión arterial. Estos son los indicadores básicos que se usan para diagnosticar la diabetes. Cuando uno o más de estos niveles son más altos de lo que deberían, pueden causar daño a sus arterias. También le dan una mayor probabilidad de padecer diabetes, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Esté al tanto de estos niveles regularmente y consulte a su médico sobre lo siguiente:

  • Monitoreo de la hemoglobina A1C
    Su médico puede recomendarle que se haga una prueba de hemoglobina A1C para medir el nivel promedio de azúcar en la sangre. La misma se puede realizar una vez cada 3 meses hasta que su nivel de azúcar en la sangre esté estable y bajo control, y después, la frecuencia de la prueba puede disminuir.
    • Nivel normal: menor a 5.7%
    • Nivel de prediabetes (resistencia a la insulina): de 5.7% a 6.4% 
    • Nivel de diabetes: 6.5% o mayor
  • Colesterol
    Su cuerpo produce todo el colesterol que necesita para desarrollar células saludables. Cuando come demasiados alimentos de alto contenido graso, su cuerpo puede perder el equilibrio. Una simple prueba de sangre medirá las tres partes de su colesterol.
    • Es mejor tener niveles de colesterol HDL “buenos” de 60 mg/dl o mayores.
    • Es mejor tener niveles de colesterol LDL “malos” de 100 mg/dl o menores.
    • Su colesterol “total” debe ser menor de 200 mg/dL.
  • Presión arterial
    Casi uno de cada tres estadounidenses tienen presión arterial alta. Un manguito de presión arterial mide la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias cuando su corazón late y está en reposo.
    • La presión arterial normal es menor de 120 mm Hg sistólica (el número de arriba) y menor de 80 mm Hg diastólica, que es el número de abajo (<120/80).

Consumo del tabaco. Probablemente sabe que fumar hace que su corazón trabaje más duro. Lo más probable es que también haya escuchado que es malo para sus pulmones. ¿Sabía que esto puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre? Si fuma, su riesgo de padecer diabetes tipo 2 aumenta de un 30 por ciento a un 40 por ciento.

Falta de sueño. La mayoría de nosotros sacrificamos horas de sueño de vez en cuando. Una queja común es que “hay demasiado por hacer, pero poco tiempo durante el día”. Por lo tanto, tratamos de aprovechar el tiempo en lo que podemos, lo que muchas veces significa dormir menos. En cambio, superamos la fatiga tomando café y bebidas energéticas. Esto puede parecer inofensivo, pero cuando duerme menos de siete horas cada noche, aumenta su riesgo de resistencia a la insulina. No dormir lo suficiente también causa más hambre, por lo que se siente tentado a comer alimentos chatarra altos en carbohidratos y azúcar. Y en este caso, dormir menos puede crear más consecuencias, ya que hace que sea más difícil mantenerse en un peso saludable y perder peso si es necesario.

Mala alimentación. Ahora que las comidas congeladas y rápidas hacen que sea demasiado fácil elegir la conveniencia en lugar de la nutrición, nos hemos alejado de lo que nuestros cuerpos realmente desean y necesitan: alimentos frescos y saludables que no están llenos de azúcares y grasas ocultos. Comer bien y con moderación es una de las mejores cosas que puede hacer para reducir su probabilidad de padecer diabetes. Elija alimentos que sean naturalmente ricos en nutrientes y bajos en grasas y calorías. Algunas buenas opciones son: las frutas, las verduras, los granos integrales, los productos lácteos bajos en grasa y los pescados que son saludables para el corazón. Además, es recomendable seguir las horas de la comida regulares.

Sea proactivo sobre la prevención de la diabetes. Programe su examen físico anual. Pregúntele a su médico si debe hacerse la prueba de diabetes y dialogue sobre los pasos que puede tomar para reducir sus riesgos.

Fuentes: The Facts, Stats, and Impacts of Diabetes, leaving site icon Centers for Disease Control and Prevention, 2022; The Path to Understanding Diabetes Starts Here, leaving site icon American Diabetes Association. 2022;  Know Your Numbersleaving site icon American Heart Association, 2021; Smoking and Diabetes, leaving site icon Centers for Disease Control and Prevention, 2022; Sleep for a Good Cause, leaving site icon Centers for Disease Control and Prevention, 2022; Diabetes Diet: Create Your Healthy Eating Plan, leaving site icon Mayo Clinic, 2022

Originalmente publicado 11/9/2016; Actualizado 2024

Anonymous