Protege al mundo de la enfermedad crónica renal

Tus riñones se ubican debajo de la cavidad torácica (las costillas), uno en cada lado de la columna vertebral. Cada día, los riñones procesan aproximadamente 190 litros de sangre para eliminar productos de desechos y agua en exceso convirtiéndolos en orina. Para las personas con diabetes, el exceso de azúcar en la sangre daña la habilidad de los riñones para filtrar los desechos, los cuales terminan acumulándose en el cuerpo, haciendo que te enfermes. 

Cuáles son las señales y los síntomas a los que debes estar pendiente

La enfermedad renal (de los riñones) surge lentamente, así que, podría ser que no se presenten síntomas en sus etapas iniciales. Con el tiempo, algunas señales podrían ser las siguientes:

  • comezón o adormecimiento
  • acumulación de desechos en el cuerpo que causan fatiga, debilidad y/o náusea
  • aumento o disminución de orina
  • dolor de cabeza
  • pérdida de peso

Si sufres de diabetes, deberías consultar a tu médico para que te haga un examen de orina una vez al año para detectar la albumina. La albumina es una proteína en la sangre y un nivel alto de esta proteína en la orina puede indicar que algo anda mal con tus riñones.

Afortunadamente, la enfermedad renal se puede manejar monitoreándola, tomando medicamentos y haciendo cambios a tu estilo de vida. Según National Institutes of Health (NIH, en inglés), algunos de esos cambios de vida incluyen los siguientes:

  • Si tienes diabetes, procura mantener tus niveles de azúcar en la sangre bajo control.
  • Si fumas, deja de fumar.
  • Intenta mantenerte más activo y pierde peso, si es necesario.
  • También se recomienda que las personas con diabetes tomen una pequeña dosis de medicamentos para la presión arterial para proteger los riñones de los efectos a largo plazo de la enfermedad.
  • Mantén tu presión arterial y niveles de colesterol en los niveles que te indicó tu profesional de la salud.

La diabetes y tus riñones 

No es por nada que las personas se refieren a la diabetes como una enfermedad que afecta a varios órganos. Aparte de afectar el páncreas, si la diabetes no se maneja como es debido, esta puede afectar a otros órganos como los ojos y los nervios.

La diabetes aumenta el riesgo de que desarrolles otras condiciones médicas y, una de las más graves, es la enfermedad renal. De hecho, en 2011, la diabetes fue catalogada como la primera causa de insuficiencia renal en 44 por ciento de los nuevos casos que se reportaron1.  Pero ¿qué tiene que ver la diabetes con los riñones?

Qué es la enfermedad renal terminal

Si la enfermedad renal empeora, esta con el tiempo resulta en insuficiencia renal. Lo cual quiere decir que cuentas con menos del 15 por ciento del funcionamiento normal de tus riñones. Esto causa que los desechos y los líquidos en exceso en tu cuerpo se acumulen. La enfermedad renal terminal (ESRD, en inglés) en sí se refiere a la insuficiencia renal. En esta etapa, la enfermedad tiene que ser tratada ya sea con diálisis o con un trasplante de riñón. Afortunadamente, con el cuidado adecuado y haciendo cambios en el estilo de vida, menos del 10 por ciento de las personas con diabetes sufren de insuficiencia renal. 

Fuentes: http://www.diabetes.org/diabetes-basics/statistics/

Anonymous